Iberclear BME: Bolsas y Mercados Españoles
Sistema de Liquidación - Comunicación de operaciones de Renta Variable

Comunicación de operaciones ejecutadas en plataformas de negociación con intervención de una entidad de contrapartida central

De acuerdo con la normativa vigente, las operaciones sobre acciones y otros valores negociables equivalentes o que den derecho a adquirir acciones que sean negociadas en segmentos de contratación multilaterales, ya sean en mercados secundarios oficiales o en sistemas multilaterales de negociación, deben liquidarse necesariamente a través de la intervención de una Entidad de Contrapartida Central (ECC).

Asimismo, las operaciones sobre acciones que no sean negociadas en segmentos de contratación multilaterales pueden liquidarse con carácter opcional con la intervención previa de una ECC.

La incorporación de una ECC en el proceso de poscontratación supone el establecimiento de tres ámbitos que están perfectamente diferenciados entre sí:

- Ámbito de la contratación:

Gestionado por las plataformas de negociación, los miembros negociadores son entidades con capacidad para contratar operaciones en las plataformas.

Para aquellos casos en que sea necesario la participación de la ECC para gestionar la compensación de las operaciones contratadas por el miembro, éste deberá participar en el ámbito de la compensación, bien directamente, o bien suscribiendo un contrato con un miembro compensador general.

- Ámbito de la compensación:

Gestionado por la ECC, cuyas funciones principales se detallan a continuación:

 Interposición entre las partes del contrato de compraventa mediante la novación, convirtiéndose en la contrapartida de la parte compradora y vendedora.

 Gestión de riesgos, para lo que deberá contar con diferentes herramientas como el establecimiento de márgenes a sus miembros y la constitución de un fondo de garantía.

 Compensación o neteo, si procede, de todas o parte de las operaciones para obtener una posición neta de compra o venta que será enviada a IBERCLEAR para su liquidación.

 Gestión de las incidencias que puedan producirse en el proceso de liquidación de las operaciones en las que interviene.

- Ámbito de la liquidación:

Gestionado por IBERCLEAR como Depositario Central de Valores, las entidades liquidadoras Participantes son responsables de la liquidación de las operaciones en IBERCLEAR.

En algunos casos, la misma entidad puede realizar las funciones de miembro negociador, miembro compensador y entidad liquidadora, mientras que en otros serán distintas entidades, en función de los ámbitos en los que cada una desarrolle su negocio.

IBERCLEAR establecerá convenios con ECC que permitan la liquidación de aquellas operaciones que sean novadas en dichas cámaras sobre valores o tipos de activos suscritos en tales convenios.

Asimismo, las entidades podrán establecer acuerdos de liquidación con las ECC con las que IBERCLEAR mantenga un convenio y lo pondrán debidamente en conocimiento de éste. De esta manera, las ECC podrán enviar instrucciones de liquidación a IBERCLEAR que hayan sido asignadas a estas entidades desde el ámbito de la compensación para su liquidación en la fecha prevista en las cuentas de valores que dichas entidades hayan autorizado.

IBERCLEAR tiene identificado en su sistema los acuerdos de liquidación que cada una de sus entidades Participantes haya establecido con las diferentes ECC con las que IBERCLEAR mantenga un convenio.

De acuerdo con lo anterior, las entidades receptoras de las instrucciones de liquidación están obligadas a aceptar la liquidación de las instrucciones que les sean asignadas desde la ECC, no pudiendo rechazarlas.

El modelo de liquidación de las operaciones de compraventa realizadas en plataformas de negociación multilateral diferencia dos alternativas. Una que se utilizará con carácter general y otra que podrá ser utilizada opcionalmente para la liquidación de órdenes por intermediarios financieros.

- Procedimiento general:

Las plataformas de negociación envian a la ECC las ejecuciones para la novación de sus obligaciones inherentes. La novación de éstas implica la interposición de la ECC entre las partes de cada contrato de compraventa. Esto quiere decir que la ECC actúa, durante todo el proceso y hasta que la ejecución sea liquidada, como contrapartida de la parte compradora y como contrapartida de la parte vendedora, asumiendo cualquier riesgo que pudiera derivarse en el ámbito de la liquidación de un incumplimiento de las partes.

La ECC calcula las posiciones de valores y efectivo de las ejecuciones que hayan sido novadas, y como resultado genera instrucciones de liquidación netas e instrucciones de liquidación brutas, en función de los criterios que tenga establecidos la ECC.

Las instrucciones de liquidación son enviadas desde la ECC a IBERCLEAR y recogen la posición compradora y vendedora de aquélla frente a las entidades participantes asignadas en dichas instrucciones.

IBERCLEAR hace seguir las instrucciones de liquidación a cada una de las entidades participantes afectadas, las cuales están obligadas a aceptar la liquidación de las instrucciones que les hayan sido asignadas desde el ámbito de la compensación.

El resultado de la liquidación es comunicado tanto a la ECC como a las entidades Participantes afectadas.

- Procedimiento opcional de liquidación de órdenes por intermediarios financieros:

Además del procedimiento general, se establece un procedimiento de liquidación de órdenes por intermediarios financieros, que podrá ser utilizado opcionalmente por éstos cuando en el momento de la contratación no conozcan la asignación de sus compras y ventas entre los titulares finales para los que prestan el servicio de intermediación, comprometiéndose a realizar dichas asignaciones a través de operaciones auxiliares antes de la finalización del proceso de liquidación de las operaciones.

Son considerados intermediarios financieros a estos efectos las Empresas de Servicios de Inversión (ESI) y las entidades de crédito que estén habilitadas para la transmisión de órdenes por cuenta de terceros, ya sean miembros negociadores que sean participantes en una plataforma de negociación, o clientes de dichos miembros.

El procedimiento opcional de liquidación no podrá utilizarse cuando el beneficiario final de las operaciones sea un cliente que no tenga la condición de cliente profesional, ni tampoco para la cuenta propia de ese mismo intermediario financiero, del miembro negociador interviniente o de una entidad participante en IBERCLEAR. No será tampoco de aplicación cuando el cliente del intermediario financiero sea un cliente al que la normativa obligue a que sea identificado en el momento de introducir la orden en el mercado. 

La utilización de este procedimiento opcional requerirá que:

 El intermediario financiero haya optado previamente, y sobre una base contractual con los participantes en las infraestructuras de poscontratación, por esta modalidad operativa.

 El intermediario financiero proceda a la apertura de una cuenta especial de intermediario financiero en la ECC y en el Registro Central de IBERCLEAR que estarán relacionadas de forma biunívoca entre sí.

 La regulación de las infraestructuras de poscontratación prevea y regule esta modalidad operativa.

 El intermediario financiero identifique una cuenta abierta a su nombre en el Registro Central), y que será utilizada por IBERCLEAR para asignar las operaciones auxiliares en el supuesto de que se produzcan incidencias en el proceso de case o en la liquidación de las operaciones auxiliares en los plazos previstos.

De acuerdo con las premisas anteriores, las operaciones serán anotadas en la ECC en la cuenta especial que el intermediario financiero tenga abierta a través de su miembro compensador. Asimismo, las posiciones resultantes de las operaciones procedentes de la ECC se anotarán en la cuenta especial que el intermediario financiero tenga abierta en el Registro Central de IBERCLEAR a través de su entidad Participante.

Antes de la finalización del proceso de liquidación, se realizarán operaciones auxiliares que permitirán, en la misma fecha de liquidación, la asignación de las posiciones de valores entre la cuenta especial del intermediario financiero y las cuentas de los titulares finales en el registro de detalle de su entidad Participante. A todos los efectos, la fecha de contratación y liquidación de las operaciones auxiliares será la misma que la que figuraba en las instrucciones de operaciones procedentes de la ECC.

Al final de la fecha de liquidación, la cuenta especial que mantiene el intermediario financiero quedará con saldo cero. En el supuesto de que se produzcan incidencias en la comunicación y case o en la liquidación de las operaciones auxiliares en los plazos previstos, IBERCLEAR asignará dichas operaciones a la cuenta propia que el intermediario financiero haya identificado a estos efectos.

 

Comunicación de operaciones ejecutadas en plataformas de negociación sin intervención de una entidad de contrapartida central

Las operaciones ejecutadas en segmentos no multilaterales de los mercados secundarios oficiales y de los Sistemas Multilaterales de Negociación (SMN) pueden liquidarse con o sin la intervención de una ECC. La intervención de una ECC en la liquidación de las ejecuciones viene determinada desde el ámbito de la contratación.

Las ejecuciones liquidadas sin la intervención de una ECC están sujetas al riesgo de contrapartida. Esto quiere decir que el incumplimiento por parte de una de las contrapartidas intervinientes en el ámbito de la liquidación implica que la ejecución afectada no se liquidará. Al contrario que una ejecución que se liquida con la intervención de una ECC, ésta no estará cubierta por los mecanismos de gestión de riesgos que ofrece una ECC.

IBERCLEAR puede establecer convenios con mercados secundarios oficiales o sistemas multilaterales de negociación al objeto de liquidar las operaciones que sean negociadas en segmentos de contratación bilaterales sobre valores o tipos de activos suscritos en tales convenios.

En tal caso, las plataformas de negociación enviarán a IBERCLEAR las ejecuciones. Cada una de las ejecuciones contendrá, además de los datos económicos, información relativa a las entidades Participantes que se responsabilizarán de su liquidación en IBERCLEAR. A diferencia de aquellas operaciones que se liquiden con la intervención de una ECC, la contrapartida en cada ejecución, a efectos de la liquidación, será la propia entidad Participante que haya sido asignada en el ámbito de la contratación, sin interposición de un tercero.

IBERCLEAR hará seguir las instrucciones de liquidación, que se corresponderán con cada una de las ejecuciones, a cada una de las entidades participantes que hayan sido asignadas en el ámbito de la contratación.

Con carácter general, las operaciones de compraventa que procedan de una plataforma de negociación no pueden ser rechazadas por las entidades Participantes asignadas. Sin embargo, aquellas operaciones cuyas características así lo permitan (las que procedan de eventos corporativos) podrán ser rechazadas por las entidades en el plazo que se establezca a tal efecto. Dicha funcionalidad se realizará conforme al tipo de operación. En este supuesto, las entidades Participantes tendrán la capacidad de aceptar o rechazar la liquidación de las mismas en el plazo que a tal efecto se establezca.

Finalizado este plazo, las instrucciones que no hayan sido aceptadas o rechazadas expresamente por las entidades Participantes tendrán la consideración de aceptadas de forma tácita. Las instrucciones expresamente rechazadas, bien por una de las entidades o por ambas, no se incorporarán en el proceso de liquidación, y en consecuencia, no se liquidarán.

Comunicación y case de operaciones blaterales

IBERCLEAR gestiona un sistema de case de aquellas instrucciones de liquidación que le comuniquen sus entidades Participantes al objeto de liquidar las operaciones bilaterales que hayan acordado entre ellas.

Entre las operaciones bilaterales que se comunican a través del sistema de case de IBERCLEAR se pueden encontrar, entre otras, las transferencias y las inclusiones o exclusiones de valores extranjeros.

Una vez comunicadas dichas operaciones, IBERCLEAR procederá a la validación, case y mantenimiento de las instrucciones de liquidación:

- El proceso de validación tiene por objeto garantizar que la información contenida en las instrucciones comunicadas a IBERCLEAR por parte de las entidades Participantes es correcta para llevar a cabo la funcionalidad para la que han sido enviadas a IBERCLEAR.

- El proceso de case de operaciones bilaterales consiste en comparar la información contenida en las instrucciones de liquidación comunicadas a IBERCLEAR por el participante que entrega y el participante que recibe los valores con el fin de garantizar que ambas partes están de acuerdo con los términos de la liquidación.

Cuando la operación se realice entre cuentas de la misma entidad, la entidad Participante podrá comunicar dos instrucciones para que se casen en IBERCLEAR o una instrucción ya casada.

El proceso de case se aplica en función de los campos que componen las instrucciones, divididos en tres grupos: campos de case obligatorio, campos de case adicional y campos de case opcional.

Si transcurrido el plazo establecido al efecto las instrucciones no son casadas, IBERCLEAR cancelará automáticamente las instrucciones de liquidación enviando el correspondiente mensaje de cancelación de la instrucción de liquidación.

El proceso de mantenimiento de las instrucciones prevé, entre otras opciones, la posibilidad de cancelar bilateralmente las operaciones casadas, la retención de operaciones que ya se encontraran liberadas, el reciclaje de las operaciones, así como la modificación del indicador de liquidación parcial o de liquidación en tiempo real que se puede incluir en las instrucciones de liquidación.

 

 

 

Síguenos en:
TwitterFlickrLinkedinYouTube
BoletinContactoMapa webDisclaimerAviso LegalCookiesPago proveedores